Etiquetas

,

Siete meses de gestación,
y el aborto, a veces, parece inminente.
Pero, ¿y si no lo fuera?
¿Qué podría nacer entre los dos?
Quizá algo más fuerte que tú y que yo.
Sobre todo, más fuerte que yo.
Algo luminoso y libre de miedo;
sin las flaquezas que me impiden aceptar
que es aquí donde voy a quedarme,
ni las dudas, perpetuas, que no me dejan ver
si es aquí donde quiero quedarme.

No sé si podemos engendrar vida
más allá de la tristeza.
Vida que no tema a la muerte,
porque, cuando llegue,
no habrá nada que echar de menos
o que lamentar.

He tratado de mantenerme lejos
del arrepentimiento
y de todo lo que, aunque quiera,
no puedo cambiar.
Supongo que también, por eso mismo,
estoy tan lejos de ti
y de cualquiera que amenace con mostrarme
lo que hay más adelante,
o todo de lo que me podría arrepentir.

Anuncios