Etiquetas

,

Sé que soy un caníbal;
pero he estado tanto tiempo sentado a tu mesa
que he olvidado quién era la presa
y quién el cazador.
Quién lo hace por deporte
y quién por pura supervivencia.
Y ahora todo es carne.
Carne congelada entre las capas de un glaciar.

La historia hablará de nosotros.
De los amantes suspendidos en el hielo polar.
Sus ojos no se miran,
sus dedos no llegan a tocarse.
Se arrepintieron demasiado tarde
de vivir buscando una salida.

Anuncios