Etiquetas

, ,

Me verás sufrir.
Me verás dejar pasar los granos de oro.
Me verás descender.
Y verás cómo me elevo antes de llegar al fondo.

Me verás derrumbado;
hecho trizas y perdiendo nivel.
Me verás renunciar a lo que menos me importa.
Espérame en lo más alto si me ves caer.

En la cima el dolor es solitario.
Mientras no llegue tan arriba lo puedo compartir.
Dios lo sabe, y los demás lo saben también.

Me verás pelear
contra viento y marea, hasta que el sueño me venza.
Me verás escapar de lo que me conviene.
La suerte es traicionera, siempre tienta.

Me quedaré aquí.
Este es mi sitio.
Donde no hay nada,
donde lo tengo todo.

(Mi sitio, diciembre 1998)

Anuncios