Etiquetas

,

¿Qué hace falta para ser otra persona?
¿Qué conjuros, o qué drogas,
pueden obrar el milagro?
Despertar mirando por unos ojos
que no son los tuyos,
besando unos labios
que no son los suyos.
Y querer cambiar de canal,
porque ese programa tampoco es lo que buscabas.

Quizá la respuesta no esté
dentro del televisor.
Nada de eso existe.
Nada de eso será mío.
Salvo la fantasía de conseguirlo.

Anuncios