Etiquetas

,

No te engañes.
Nadie escucha a nadie.
Sólo callan, esperando su turno para hablar
sin que nadie les escuche.

Querías cambiar el mundo
y el mundo te ha cambiado a ti.
Se te ha llevado por delante,
y a todo lo que quisiste ser,
todo lo que soñaste.

Pero no te engañes.
No sigas engañándote.
Todas las decisiones
eran las únicas posibles,
y todas ellas
(todas)
fueron y son tuyas.

Ahora rezas,
o compras muebles para llenar un hueco
que no se puede llenar.
No te gusta lo que ves en el espejo.
En el mejor espejo que has podido comprar.

No te engañes.
El futuro ya está aquí,
y apenas te quedan balas.

Anuncios