Etiquetas

, ,

Dame un corazón.
Quería destruir algo hermoso.
Casi nada es verdad.
Casi todo es real si te sigue haciendo daño.

Un día pasé al otro lado,
allí eras feliz.
Sombras que son luces,
que son largas y espesas como nubes.
Mira mis manos, siguen temblando.
Yo sigo igual que siempre;
sigo esperando.

(El otro lado, mayo 2002)

Anuncios