Etiquetas

, ,

Eh, dame un respiro,
deja que encuentre a mi ángel de nuevo.
Sí, dame un minuto;
sé que tengo el sentido común por algún sitio.
Sé que hay algo de eso, sé que los demás lo ven.
Cada vez estoy más lejos, pero no quiero volver.

Que sigas mis pasos no es lo más sensato,
sabes muy bien que siempre fueron en falso.
Nunca te vi como un regalo,
y ahora estoy aquí, apagado.
Y sé que no me has hecho caso,
sé que sigues ahí detrás.
Y si un día me arrastro hasta el barro
ahí seguirás.

(Ángel, octubre 2001)

Anuncios