Etiquetas

Y entender que mi necesidad
es un hueco que no puedes llenar
Nunca necesitaste
más que valentía, y aquel escudo impenetrable
Pero no olvido que dijiste,
“Tira el escudo,
no te hace falta conmigo.
Déjame entrar
Deja que me acerque
y decore tu tela de araña”.

Ahora, desde la orilla de esta isla
que compré con encanto en tu dermografía,
espero barcos que no dejas pasar
Soy un náufrago secuestrado
por los caprichos de tu oleaje.

Anuncios